Martes, 16 de enero de 2018
imprimir    enviar por e-mail    compartir

Incensarios de Amatitlán

De Museo Popol Vuh - Univesidad Fracisco Marroquín

Clásico Temprano (250 - 600 D.C.)

El lago de Amatitlán, pocos kilómetros al sur de la actual ciudad de Guatemala, fue el escenario de un culto que se desarrolló a lo largo de varios siglos, y que posiblemente se relacionaba con las cualidades sulfurosas y volcánicas del lago. Los rituales involucraban el uso de incensarios que luego eran arrojados a las aguas del lago, formando grandes depósitos subacuáticos. El museo posee una importante colección de estos incensarios, extraídos de los sitios subacuáticos de Mexicanos, Zarzal, San Juan Amatitlán, Mata y otros. Los incensarios Mexicanos, en particular, poseen una rica iconografía que incluye adaptaciones locales de motivos de origen teotihuacano.

Base de Incensario

Mejicanos, Lago de Amatitlán
Clásico Temprano (250 DC - 600 DC)
Los tres picos en la parte alta sostenían un plato donde se quemaba pom u otras resinas.
Alto 68 cm; ancho 41 cm.

Incensario

Lago de Amatitlán
Clásico Temprano (250 DC - 600 DC)
Representa una efigie de un cacomistle.
Alto 15.5 cm; diámetro 25.5 cm.